martes, 19 de noviembre de 2013

Aedea

Existe en la ciudad de Almería bastante movimiento en torno al teatro aficionado. Hay una voluntad relativamente extendida que quiere subir al escenario y disfrutar por gusto, placer e interés. Y entra todo: musicales, marionetas, cuentacuentos, pasacalles y performance, a gusto del espectador. Dentro de este movimiento surgió un grupo adolescente, Noctiluca. La música atraía y el musical La pequeña tienda de los horrores fue una muestra de lo que menores de veinticinco años podían hacer sobre un escenario. Si el teatro Apolo de Almería no se llenó, poco quedaría para ocupar todas sus butacas. Viendo sus miembros que el trabajo tenía éxito, se embarcaron en La dama del alba de Alejandro Casona, con igual éxito y nuevos aires bajo el nombre de Aedea. Después volvió el musical, con Mamma Mia, y a ver con qué más nos sorprenden.

Cinco años de movimiento, con un grupo de adolescentes siempre renovándose. Esto es difícil de mantener, y han sabido vadear esta dificultad aprovechando cada nueva oleada de nuevos integrantes. Funciona por la fuerza de la dedicación, la capacidad de ser constantes e ilusionarse en cada proyecto al cien por cien. Así, supieron empezar en colegios de Almería y pequeños teatros, y avanzar con actuaciones en Estepa, Vélez-Málaga o Caravaca de la Cruz. Actuar, por puro placer, y ver avances, sentirse parte de un progreso común, anima a sus miembros a continuar embarcándose en todo lo que les caiga de las manos. ¿Llegarán sorpresas, actuaciones en teatros destacados en Málaga, Granada, Córdoba o Cádiz? Está en sus manos.

1 comentario:

Ginger Coca dijo...

Oooooiiiiiin, Ginés. Me ha llegado al cruasán <3 <3 <3